Un salto de confianza: Bisila Bokoko

Rootencial tiene el honor de presentar a Bisila Bokoko, una destacada empresaria, edificante oradora y filántropa. Nacida y criada en España, la familia de Bisila procede originariamente de Guinea Ecuatorial.

Tras estudiar Derecho y Económicas en España, Bisila se dedicó a los negocios internacionales y en ese campo ha permanecido desde entonces. Después de trasladarse a Nueva York para trabajar con el Instituto Valenciano de la Exportación y con la Cámara de Comercio España-EE.UU, decidió arriesgarse con la iniciativa empresarial y dió un salto de confianza para lanzar su propia firma de consultoría, Bisila Bokoko Embassy International (BBES).

Lo que más me gusta en mi trabajo es abrir mercados a otras personas que desean trabajar internacionalmente. Ese es uno de los aspectos que más me motiva. No solo trabajo con corporaciones sino también con empresarios autónomos – personas que quieren expandirse globalmente.

En su travesía hacia el éxito, Bisila ha tenido que aprender a fracasar. Fue despedida de su trabajo en la Cámara de Comercio España-EE.UU., un hecho que acabó llevándola al emprendimiento. Una iniciativa con su hermano para lanzar un negocio vinícola también fracasó en sus comienzos, viéndose por ello forzados a cambiar su modelo de operación. Hoy, ‘Vinos Bisila’, la etiqueta de su empresa vinícola internacional, ha gozado de un gran éxito y ha recibido varios galardones.

También ha habido fracasos personales y retos en esa travesía. “En los inicios de mi carrera, yo era un poco arrogante – he tenido que aprender a ser humilde… ¡estaba siempre muy ocupada, corriendo de un lado para otro pero sin un rumbo claro y sin detenerme a pensar por qué estaba corriendo y qué era lo que estaba buscando! Esta actitud procede en gran medida de una cultura en la que medimos el éxito por el dinero que poseemos y por la presión de ser hija de inmigrantes… Sentía tal presión que, como mujer negra, me veía obligada siempre a ser perfecta, a deslumbrar.”

Uno de los grandes éxitos de Bisila más allá del ámbito de los negocios es el Proyecto de Alfabetización Africana Bisila Bokoko, una iniciativa sin ánimo de lucro que busca promover la alfabetización entre los niños mediante la construcción de bibliotecas sostenibles, modernas y bien equipadas. “La inspiración me vino durante mi primera visita a África en 2009”, nos dice Bisila. “Reconocí una parte de mí en todos esos niños que iba conociendo por las zonas rurales; la única diferencia entre ellos y yo era que yo había tenido acceso a la educación, y eso es lo que da a una persona la oportunidad de tomar decisiones. Yo creo fervorosamente que con un libro una persona nunca está sola. Un libro puede abrir caminos para descubrir cosas. Un libro tiene ambos aspectos, tanto el educativo como el espiritual… Estoy muy orgullosa de poder compartir esta contribución con diferentes comunidades en África – Zimbabue, Kenia, Uganda, Gana, Nigeria, Guinea Ecuatorial – y de compartir parte de mi éxito con estos niños. Así es como yo concibo este Proyecto.”

Sin embargo la educación no es simplemente obtener un título, reflexiona Bisila. “La educación es un proceso que ocurre todos los días; no se trata simplemente de la universidad, o de tener un certificado. Normalmente me leo cincuenta y dos libros al año, lo que significa uno por semana. Esa es una de mis metas. Intento leer sobre sectores industriales completamente distintos, y sobre nuevas ideas que me ayuden a pensar independientemente, más allá de lo ya preestablecido. También es cierto que me encanta leer.”

Debes creer en que todo es posible. A veces yo también siento miedo y pongo límites a mi fe en lo que se puede lograr. Pero has de ser responsable y abandonar ese temor de que vas a fracasar y de que todo va a salir mal. No pasa nada, a veces fracasarás, pero tienes que seguir adelante. Tienes que tener un sueño en el horizonte de tu vida; y puedes hacerlo real.

Pero de todos ellos, el mayor logro de Bisila, nos cuenta con gran orgullo, son sus hijos. “Tengo dos hijos. Cuando traes vida al mundo, es una responsabilidad y un legado tan asombrosos… Cada día me recuerdan qué es realmente la vida y por qué debo mantener el rumbo; me hacen una mejor persona. Ya son adolescentes e incluso me dan consejos, por lo que estoy muy orgullosa de ellos.”

Bisila concluye haciendo un especial énfasis sobre la importancia de ir más allá de lo seguro. “Debes creer en que todo es posible. A veces yo también siento miedo y pongo límites a mi fe en lo que se puede lograr. Pero has de ser responsable y abandonar ese temor de que vas a fracasar y de que todo va a salir mal. No pasa nada, a veces fracasarás, pero tienes que seguir adelante. Tienes que tener un sueño en el horizonte de tu vida; y puedes hacerlo real.

Pin It on Pinterest

Share This