Familia, Filantropía, Moda: Noëlla Coursaris Musunka

Rootencial tiene el honor de presentar a Noëlla Coursaris Musunka, modelo internacional y filántropa de descendencia congoleña, suiza y chipriota. Noëlla es fundadora de Malaika, una organización sin animo de lucro de la República Democrática del Congo, dedicada a promover la educación entre las niñas y mujeres. Noëlla tambieén ha desarrollado una carrera exitosa como modelo en Nueva York y en Londres, incluyendo reportajes en las prestigiosas publicaciones Vogue, Elle y Vanity Fair.

Noëlla nació y se crió en la República Democrática del Congo, pero se trasladó a Europa a la edad de cinco años, tras el fallecimiento de su padre. Su madre no tenía recursos para mantenerla, y por eso la envió a Europa para que recibiera educación. Noëlla no volvería a ver a su madre de nuevo hasta más de una década depués. Tras haber estado fuera de Congo durante trece años, Noëlla finalmente volvió a su país natal, donde pudo ver con una nueva perspectiva las condiciones a las que se enfrentaba su comunidad de origen, dónde muchas niñas y mujeres no tienen acceso a la educación, su madre había sido una de ellas. Para contribuir a combatir esto, Noëlla decidió crear “Malaika” y hoy en día esta organización ha ejercido una gran transformación, especialmente para las niñas de la zona, al crear “un pueblo modelo” siguiendo unas pautas que, sostiene Noëlla, pueden con el tiempo multiplicarse a lo largo y ancho del mundo.

Malaika es fascinante; cuando empecé este proyecto nunca pensé que podría encontrar el dinero suficiente para sacarlo adelante. Sin embargo hemos estado construyendo esta escuela con un alto grado de calidad, recaudando fondos para crear una nueva aula cada año.

Noëlla se siente particularmente orgullosa de lo que ha conseguido Malaika hasta ahora gracias a todo el apoyo que ha recibido y recalca que la educación también se trata de inculcar valores importantes: “La verdad es que “Malaika” es fascinante; cuando empecé este proyecto nunca pensé que podría encontrar el dinero suficiente para sacarlo adelante. Sin embargo hemos estado construyendo esta escuela con un alto grado de calidad, recaudando fondos para crear una nueva aula cada año. En un principio comenzamos con 104 niñas, y cuando el curso comience de nuevo en septiembre tendremos 312… Pero, lo que es más importante, en “Malaika” nos centramos en una de las palabras que se olvida demasiado a menudo: amor.”

Noëlla y su equipo han construido también un centro social cuyo impacto alcanza a más de cinco mil personas cada año: pozos que abastecen de agua limpia a veinte mil personas al año, y han repartido más de nueve mil mallas cubrecamas para prevenir la malaria, una de las primeras causas de mortandad en la región. 

Noëlla y su equipo han construido también un centro social cuyo impacto alcanza a más de cinco mil personas cada año: pozos que abastecen de agua limpia a veinte mil personas al año, y han repartido más de nueve mil mallas cubrecamas para prevenir la malaria, una de las primeras causas de mortandad en la región.

La importancia de esta labor se hizo palpable cuando Myriam, una de las alumnas de la escuela, falleció durante las vacaciones de Navidad; el estrago emocional que esta pérdida causó ha sido muy doloroso para todos, confiesa Noëlla.

Tras abogar con éxito por la creación de una nueva carretera, Noëlla tiene ahora en mente facilitar al pueblo el acceso a la electricidad, dada la total falta de energía eléctrica que padece la comunidad local. El trabajo de Noëlla ha recibido el aplauso internacional como una de las Cincuenta Mujeres que Transforman África, título que le otorgó la prestigiosa revista Elle, así como ser una de las Mujeres Africanas Más Influyentes, reconocimiento que le concedió la publicación New African, además de haber sido protagonista de programas de la CNN, la BBC y Bloomberg.

 

Yet despite all her success in the fields of philanthropy and modeling, Noella is clear on what her main priority is: family. “The time I spend with my kids is incredibly important to me,” Noella said. “I want to be a mother to them, not a stranger. The fact that I didn’t have parents means it’s very important for me that I’m a mother.” Based in the UK with her husband, son, and daughter, Noella’s whole family play an active role in Malaika’s success. “I’m a donor to Malaika; I give my own money every year, and my husband donates too. Even my son is giving his clothes and wants to get involved in one of the wells; I don’t push them, but my kids want to visit. They go with me every year to Congo, at least once or twice.”

I’m a donor to Malaika; I give my own money every year, and my husband donates too. Even my son is giving his clothes and wants to get involved in one of the wells

Cuando le preguntamos por el consejo que ella daría a la siguiente generación, Noëlla afirma que recibir consejos es clave: “Es importante tener mentores, tener personas buenas a tu alrededor. Soy muy afortunada por tener personas increíbles ayudándome, algunos de ellos son mentores excepcionales. Necesitas las personas adecuadas, el equipo apropiado, y el consejo sabio.” 

“Haz caso a tu sexto sentido,” añade, enfatizando la importancia de encontrar el equilibrio entre el consejo de otras personas y el propio instinto a la hora de escoger el camino a seguir.

Es importante tener mentores, tener personas buenas a tu alrededor

Recientemente Noëlla visitó una escuela local en el Reino Unido, ofreciéndoles algunos de sus consejos. Le sorprendió el tipo de preguntas que los niños le hicieron, interesándose por sus cuentas de redes sociales y por cuántos seguidores online tiene. “La vida no es cuestión de cuántos seguidores tienes,” les dijo a los alumnos. Se trata de lo que haces con tu vida. No se trata de dinero, se trata de dejar una huella en la vida, se trata de compartir un mensaje. ¿Cuál es tu legado? ¿Cuál es tu historia? ¿Cuál es tu forma de cambiar el mundo?”

Pin It on Pinterest

Share This