El poder de la disciplina: Ruth Ndoumbe Nvumba

Ser negro tampoco significa que te vayan a excluir, simplemente eres negro… Nadie le tiene que dar más vueltas. No es una tara. Para mí es una virtud. Soy el punto de referencia.

Rootencial entrevista a Ruth Ndoumbe Nvumba, triplista de 29 años, nacida en Madrid de padres de Camerún y Guinea Ecuatorial, quien nos habla un poco de su trayectoria como deportista profesional.

Entre sus logros, está haber sido once veces campeona de España en categorías inferiores, tres veces campeona de España  en categoría absoluta, cuarta en el campeonato de Europa de 2014, séptima en el campeonato del mundo Junior sub-20, seis veces campeona de España de clubs e internacional con la Selección Española.

El atletismo nunca fue algo premeditado para Ruth. Nunca llegó a pensar que sería su profesión. El sentimiento de querer superarse y mejorar constantemente la llevó hacia este deporte. Ruth nos cuenta que el atletismo fue algo que salió de ella, fruto de su adicción a la competición y al esfuerzo que este deporte requiere a diario. Según ella, lo mejor es hacer las cosas por uno misma, ya que ayuda a ser persistente.

Como su carrera es tan técnica, ella se ha dado cuenta de que cada cosa, por minúscula que parezca, forma parte del camino y constituye un desafío que puede comprometer sus logros. Por eso, para ella tanto los pequeños como los grandes desafíos son de suma importancia.

 

Pese a haberse lesionado con gran pesar este año olímpico 2016, Ruth se siente orgullosa de haber superado esta experiencia, sintiéndose aún más fuerte hoy en día. Además siente mucho orgullo por su entrenador, su familia y toda su trayectoria hasta el momento – de lo positivo y de lo negativo, ya que esto le han ayudado a ser quien es.

Quien se quiera dedicar al deporte, al mundo del espectáculo o a cualquier otra cosa, va a tener que esforzarse mucho por ser el mejor.

La clave del éxito es el esfuerzo. Este es el mensaje que manda Ruth a los jóvenes que quieran, o estén considerando profesiones como el deporte, la actuación o el baile, en las que el espectáculo que proporcionan hace que todo el mundo quiera ser el primero. Para ella, la habilidad o el talento no son la única respuesta, y veces ni siquiera la más importante, para estar entre los mejores. El elemento más importante es el esfuerzo. El esfuerzo de cada día, la disciplina y el compromiso.

Cualquier cosa chiquitita, que tú pienses que es chiquitita, te ayuda a labrar un camino. Entonces cada piedra es parte del camino, así que se hace algo grande.

A pesar de haber estado sola en la mayoría de sus competiciones, Ruth resalta la importancia de mantenerse concentrada en sus objetivos incluso cuando se encontraba ante públicos que cuestionaban sus habilidades y esfuerzos por el mero hecho de ser negra. Sin embargo,  para ella su identidad racial nunca ha sido una limitación, sino más bien una motivación adicional para demostrar que puede lograr lo que se propone entregándolo todo en la pista.

La familia en la que Ruth se crió constituyó un punto importante elemento positivo para su crecimiento personal. Desde pequeña, ha sido muy consciente de sí misma y ha aprendido a sentirse orgullosa de ser quien es. Además, su identidad como mujer de raza negra le ha permitido desarrollar la capacidad de ver este hecho como una virtud, una oportunidad de superación y lucha sintiéndose que es un punto de referencia por ello.

Estoy orgullosa de lo bueno que he hecho porque me ha ayudado a ser quien soy y de lo malo porque me ha ayudado a reforzarlo.

Pin It on Pinterest

Share This