Dando voz a valores: Zesar Mba Sa

El siguiente entrevistado,muchos le conocen por su nombre artístico Zesario Mc, por su faceta musical como compositor y rapero en lengua española. Zesario Mba Sa es natural de Evinayong, no obstante ha nacido y crecido en la ciudad madrileña de Móstoles. Licenciado en Marketing y con un Máster de Innovación, combina su faceta artística con su vida profesional trabajando en el departamento de Marketing de una Fundación Humanitaria.

Zesar nos revela que su gran logro en el mundo profesional es haber conseguido finalizar sus estudios de grado y Master y poder ejercer en el ámbito del Marketing el cual ya sentía vocación desde pequeño. Su familia fue su gran suporte para el camino al éxito en sus estudios. Por otra parte en la música, se siente muy orgulloso de ser inspiración para las nuevas generaciones que ven en él una luz de esperanza en todos aquellos perfiles más artísticos y creativos como la música, fotografía y el dibujo. A la vez, ve que los jóvenes no solo disfrutan del ritmo y estilo de la música sino que valoran y entienden las letras, las cuales siempre llevan mensajes de superación y crecimiento personal.

Lo más bonito que le puede pasar a un cantante-compositor es ver que los jóvenes disfruten, entiendan la letra y el significado y lo quieran aplicar en sus vidas.

Nuestro artista empezó sus andanzas en el mundo de la música ya desde muy jovencito cuando iba al instituto. Vio en la música una manera de expresar sus sentimientos, preocupaciones, motivaciones. A lo que muchos se dejan sucumbir por la escritura, a él fue el rap lo que le ayudaba a comunicarse con el mundo. Poco a poco el hobby se fue perfeccionando hasta llegar a donde hoy está. Igual que otros entrevistados, Zesario hace incapié en la importancia de no distraerse de los estudios y del mundo laboral y profesional; ya que éste es el complementario a tu otra actividad y el que te ayudará a autofinanciarse, sobretodo al empezar.

La familia es el mayor motor que tiene un joven, cuando esta está contigo, tu sueños están más cerca a formalizarse de cuando uno se encuentra solo enfrente del peligro.

No ajeno a los desafíos y dificultades nos confiesa que para él y muchos de nosotros, el gran desafío es la falta de recursos económicos, para financiar nuestros proyectos. No obstante reconoce que esta carencia no es sinónimo de fracaso y que él es el claro ejemplo. Por otra parte expresa que ser negro y en Madrid, implica una carga adicional para tu camino al éxito. A pesar de que a veces puede jugar a tu favor (a lo que se conoce como discriminación positiva), el 70% juega de manera negativa. Es un hecho que está, pero igual que la carencia de financiación, este tampoco debe desmoralizarnos y reprimirnos ya que lo que más se valora son tus conocimientos y experiencias.

A diferencia de otras ciudades tanto en Europa como en África, aún sigue existiendo esta predisposición frente a una persona negra en España. Al ser diferente ya hay una predisposición por parte de la gente con la que te encuentras sea laboralmente, sea a la hora de estudiar…

Tienen que arreglarse muchas cosas en el mundo y no es a nivel de gente de la calle. Tienen que cambiar la gente que tiene responsabilidad. A partir de la gente que tienen más responsabilidad, más visibilidad allí es donde vas dando ejemplo.

La identidad sociocultural condiciona en el trabajo y camino al éxito. Es algo innegable, pero nuestro entrevistado no lo ve como la pieza angular. Para él la sociedad y entorno en el que vivimos nos marca y condiciona más. Por ejemplo dos vecinos de un barrio humilde de Móstoles, siendo uno negro de origen ecuatoguineano y otro blanco de origen de padres madrileños tienen más en común que otros dos vecinos de un barrio más pudiente con los mismos orígenes. Sí que les une el origen cultural pero son más condicionados por su estatus financiero.

Nuestro gran obstáculo es la falta de cultura y visión a largo plazo en que se ven sumergidos los jóvenes de hoy en día.

Volviendo al tema de los obstáculos para el camino al éxito. Zesario remarca la falta de liquidez, de recursos y soporte financiero para llevar a cabo los sueños de uno. Sin dinero, la simple tarea de cursos unos estudios superiores se complican (al menos en España). Por otra parte la falta de cultura a nivel social. La avaricia, el querer tenerlo sin esfuerzo ni constancia. Los adultos quieren hacer algo y obtener resultados inmediatos, sin importar las consecuencias al largo plazo. Si les sale bien, lo malgastan rápido ya que no han recibido una buena educación financiera ni han sudado para conseguirlo.

Uno compra el coche ya que cuenta con el dinero que ha ganado fácil de algún trabajito, pero no se da cuenta que lo caro no es el comprarlo sino el mantenerlo.

Este concepto de la vida destruye relaciones, familias y la sociedad en sí se empobrece. Es un mal ejemplo para las nuevas generaciones, insiste en que las personas que ya llevan un recorrido deberían dar ejemplo y no esconderse o bajar la cabeza y quejarse.

Para remediar estos obstáculos ayuda mucho la familia, tener un entorno humilde que te ayuden y te motiven a ser constante y perseverante en lo que uno persigue. Sin embargo, recalca que la mayor responsabilidad cae en aquellos que han recibido más posibilidades y se encuentra en posiciones menos vulnerables para alzar la voz, representar y apoyar a otros.

El relato de Zesar Mc refleja la importancia del apoyo familiar, la importancia de la reflexión, la fuerza de la determinación y la humildad. Y recuerda a todos los jóvenes que:

Cualquier cosa que pueden admirar de mi, ellos lo pueden hacer tres veces.. El que quiera hacer lo que quiera hacer, que se lo proponga… Si quieres algo ¡vete a por ello y fin! Y cuando llegues ayuda a otro.

Pin It on Pinterest

Share This